MI PRIMERA CLASE DE YOGA

A todos los que me seguís por instagram y tenéis la santa paciencia de aguantar mis stories, os contaba como asistía a mi primera clase “oficial” de yoga. Y digo “oficial” porque ya he tenido un par de intentonas que no han terminado de cuajar, pero esta vez me lo he propuesto como un reto deportivo y personal, y voy a poner todo lo que esté en mi mano para no tirar la toalla a la primera complicación.

7:00 am suena el despertador, agarro los bártulos y salgo directa, previo lavado de cara, para el gimnasio. La clase no es hasta las 8:00 am, pero primero no quiero llegar tarde, y segundo tampoco quiero que me pille desprevenida y tiesa como un tenedor, por lo que opto por trotar un poquillo por los alrededores.

7:50 am todos en filita ordenada, no seremos más de 15, hablan bajito, hay de todas las edades, géneros y formas, y yo encantada, que diversidad. 5 minutos antes de las 8:00 am llega Verónica, la instructora/profesora/maestra o como queráis decirlo, con una voz tan melosa que enseguida me veo envuelta en una calma y paz total ¡BIEN, ESTO MARCHA!.

Yo, como oveja que sigue un rebaño, hago todo lo que hace el resto, cojo mi esterilla, una especie de ladrillo de espuma dura y una cuerda, y me sitúo a una distancia prudencial, para poder verme en el espejo y no perder de vista a Verónica.

Me siento encima del ladrillo y visualizo, la gente empieza como “acomodarse las nalgas en el ladrillo”, a estirar cada vez más el cuello para arriba, la espalda muy recta y con las piernas cruzadas, apoyando los tobillos contra el suelo. No es muy cómodo, pero tampoco estoy tan mal, ¡OYE QUE BIEN EMPEZAMOS!.

Y Verónica empieza a susurrar, y yo me quedo embelesada, y ya sólo le oigo a ella. Respirar, sentir cada parte de nuestro cuerpo, manos al pecho, y aquí ya empieza a complicarse la cosa. Nos ponemos de pie, teniendo que ser conscientes del apoyo de nuestros talones y dedos, con la espalda recta, y … ARRIBA LOS BRAZOS, en aspa, como si quisiéramos tocar el pecho, y … ahora HACER COMO QUE TE SIENTAS EN UNA SILLA,  pero sin silla claro, y esto ya empieza a picar.

 

hip-yoga2-e1481262737297
Foto vía google (evidentemente no soy yo)

Bueno soportable, es como cuando haces sentadillas ¿no? pican, pero según pasa el tiempo vas mejorando. Verónica ahora nos manda poner las manos en la esterilla, bien abiertas, a la altura de los hombros, dejando nuestro peso caer sobre las palmas mientras vamos moviendo los pies hacía atrás, primero uno y después el otro, cómo si hiciéramos planchas pero en forma de V. Aquí mis muslos me están diciendo ¿Rubia tu de que vas?. Esto si pica, y yo no soy capaz de mantener tanto tiempo la postura, me tiro al suelo, y lo vuelo a intentar, una y otra vez. Encima Verónica, que antes me calmaba, ahora me empieza a irritar ¿tanto tiene que tardar en decir las cosas? Dios mío ¿No ve que estamos sufriendo? ¿Cómo puede decir que esto es la postura de descanso?

Adho-Mukha-Svanasana-saludo-al-sol
Foto vía google

Ya no se cuanto tiempo llevo, me acabo de dar cuenta de que soy cero flexible, que esto no es moco de pavo, pero soy muy cabezona y no voy a parar de intentarlo. Mientras vamos variando esta postura, nos hace ir acercando los pies más hacia las manos, apoyando cada vez mas el peso sobre las palmas, y casi de puntillas. Para más inri, ahora ella también lo esta haciendo ¿pero estará hecha de chicle? que barbaridad.

Yo creo que en breve voy a caer de boca si sigo acercando los pies, y ella que es muy lista y sabe que soy nueva, se acerca, me re-coloca las manos y me da un pequeño empujoncito HE SIDO CAPAZ DE HACER MEDIO EL PINO DURANTE 1/2/3 SEGUNDOS MÁXIMO. Es poco, me hace feliz.

7b603f7cf25d87bc8311d77cd222e7ea
Foto vía google

Después de este subidón, intento hacerlo por mi cuenta, sin que ella este sujetándome los pies, y nada, no hay manera. Además ya estamos con otras posturas y variaciones, ahora se trata de volver a la V (que es la postura del perro, esa que ella dice que es para descansar, pero que a mi me tiene sudando como un pollo), y de ahí pegar los pies a los brazos y subir, para volver, estando de píe, subir los brazos en aspa y, seguidamente, la maldita silla.

Pero no dura mucho, gracias, apoyamos los brazos en el suelo y toca echar una pierna hacia atrás (después se repite toda la secuencia anterior pero con la otra pierna), y sólo cuando tengamos estabilidad y seguridad de no balancearnos, podemos subir el tronco y mantener la espalda recta. A mi me ha costado un par de intentos, pero vuelvo a tener subidón, LO HE CONSEGUIDO.

471378358
Foto vía google

Aquí llega el final de la clase, volvemos a la calma, sentados sobre nuestros empeines QUE DOLOR. Mis pies son muy tiesos, necesito colocar un par de ladrillos para poder sentarme en esa postura. Verónica me dice que no me preocupe, que poco a poco, que me ve muy tensa, o rígida, o lo que sea.

postura-del-héroe-o-virasana
Foto vía google
La clase ha finalizado, yo pensaba que esto no era deporte, QUE MANERA DE SUDAR, mi pulso ha llegado a 110 pm. Me siento cansada y llena de energía a la vez, esto hay que repetirlo. Verónica me ha dicho que practique durante la semana estas posturas en casa, 15/20 minutos. Que todo es práctica. Que no me agobie y que me espera el próximo día, ALLÍ ESTARÉ.

 

 

 


8 thoughts on “MI PRIMERA CLASE DE YOGA

  1. Ánimo campeona! Debes pensar que la mejora de los Asanas te ayudará a una posición cómoda para meditar!
    Te ayudará a un día lleno de luz y paz
    Namaste!!

    Me gusta

  2. hola Bea! me puedes decir a que centro vas? estoy pensando seriamente apuntarme a Yoga, porque en casa no soy capaz, me lo he propuesto muchas veces pero no encuentro la motivación jaja a

    Me gusta

  3. Me he tenido que reir Bea jajajaja!!!! Yo creo que haríamos buena pareja de yoga, porque yo tb soy más rígida… Sólo con nadar ya me dan tirones y calambres fíjate 😂😂. Quiero leer tu próxima clase 😜

    Un saludo,

    Blouse0

    Me gusta

  4. Que guay Bea! La verdad que yo también tengo pendiente iniciarme en el yoga, pero ahora estoy centrada en entrenamiento de media maratón. Me encanta cuando dices lo de la voz de tu profe porque a mi me pasa igual, hay gente que relaja con sólo oírlas hablar. Ya iremos viendo tu progreso, que seguro que lo hay. Un beso

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s